Marcos Della Vecchia

Marcos Della Vecchia

¿Qué es Web3 y por qué debería importarnos?

Web3 y blockchain

Web3 es un nuevo paradigma acerca de cómo funciona Internet, ¿pero qué significa eso exactamente?

Cuando la mayoría de las personas escucha el término blockchain, lo asocia rápidamente con Bitcoin y otras criptomonedas populares que utilizan esta tecnología.

Sin embargo, esto comprende mucho más que una infraestructura para operar con criptomonedas.

La blockchain evolucionó para dar vida a un nuevo concepto de propiedad, no sólo del dinero si no también de organizaciones, arte, y de todas las formas de propiedad digital que ya conocíamos. Esto da paso a un mundo de nuevas posibilidades.

Para dar dimensión a este fenómeno, es importante destacar que la Web3 está derribando las barreras de los servicios financieros y cambiando la manera en la que interactuamos con el dinero (y todas las formas de propiedad) en internet.

Haciendo una analogía, es similar al momento en el que comenzaron a aparecer las primeras apps para smartphones. Al principio, se trataba mayormente juegos o herramientas sin mucha utilidad, pero con el tiempo esto dio lugar a nuevas formas en las que interactuamos con nuestros teléfonos que antes parecían impensadas.

Antes de seguir profundizando en estos conceptos, es necesario entender qué es Web3 y cómo funciona.

¿Qué es Web3?

Según Packy McCormick "Web3 es Internet siendo propiedad de los creadores y usuarios, orquestado con tokens".

Poniéndolo en otras palabras: utilizando varios tipos de tokens en la blockchain, se crea una nueva manera de intercambiar propiedad e información sin la necesidad de que existan plataformas intermediarias (y sus respectivas comisiones) para cada transacción.

Muchas personas están categorizado la historia de la web de una manera más o menos similar a esta:

Web 1: La economía de la información

  • Solo lectura
  • Dominado por portales de noticias como Yahoo

Web 2: La economía de las plataformas

  • Lectura / escritura
  • Contenido generado por el usuario
  • Dominado por redes sociales como Facebook, Twitter y YouTube.

Web 3: La economía de los tokens

  • Leer / escribir / poseer / ejecutar
  • Monetización del contenido propio sin intermediarios
  • Finanzas decentralizadas (DeFi) y el metaverso.

Durante los últimos años, la creatividad de los usuarios y entusiastas de la Web3 dio lugar a apps increíbles que recién están comenzando a demostrar el verdadero potencial de la blockchain y el ecosistema crypto.

Evolución de la web con el paso de los años

Algunos casos de uso de Web3

1. DeFi: Decentralización de las finanzas

  • Los requisitos para acceder a servicios financieros se están reduciendo enormemente, en muchos casos alcanza con tener un teléfono y conexión a internet.
  • Personas de todo el mundo están acumulando dinero para otorgar préstamos en los que cualquiera puede participar.
  • Se están recaudando grandes fondos para iniciativas como la compra de créditos de carbono, obras de arte o incluso la constitución de EEUU.

2. Economías in-game

Los aficionados a los videojuegos que tuvieron la oportunidad de jugar un MMORPG (Massive Multiplayer Online Role Playing Game) estarán familiarizados con la idea de que cada juego tenga su propia moneda y su economía. Ahora, estas monedas representan dinero real, y un claro ejemplo de esto es Axie Infinity, entre otros.

3. Experimentos de gobernancia

Los tokens pueden dar acceso a derechos de voto. Organizaciones descentralizadas conocidas como DAOs (Decentralized Autonomous Organizations) cuentan con miembros que pueden votar sobre propuestas de políticas a través de plataformas como Snapshot.org.

4. Poder a los creadores de contenidos

Al poder representar la propiedad de una obra de arte en un NFT (tokens no fungibles), los artistas pueden tener una relación clara y directa con las personas que consumen su arte, sin la necesidad de intermediarios. Basta con recorrer Open Sea para encontrar una enorme cantidad de artistas vendiendo su trabajo a través de la blockchain.

TL;DR

Web3 introduce un modelo de propiedad real en Internet que combina economía, arte y tecnología de una manera que no se había visto antes.

Los cambios que esto implica posiblemente puedan ser comparables a cómo los dispositivos móviles o las redes sociales modificaron la forma en que funcionaban las empresas.

Si bien este fenómeno recién comienza, durante los últimos años tomó un impulso que no deja de sorprender y es un espacio en permanente evolución al que vale la estar atento.

Este post está basado en el artículo What the Heck is Web3 and Why You Should Care.